Comen Tierra y Toman Mucha Agua

Ratio:  / 12
MaloBueno 

Meten tierra al bebedero y toma mucha agua, también tiene escarbado con el pico todo el rededor externo del rascadero, y en los casos en los que hay pasto afuera de la jaula lo tiene bien podado, son gallos que comen muy bien pero presentan un estado de carnes regular, pueden estar obesos pero por lo regular son delgados.

Estos gallos no agarran bien la cuida, no hacen carnes, y aunque no tengan oportunidad de meter tierra al bebedero toman agua en exceso, 1⁄2 litro o más al día, no es normal que un gallo se tome más del 20 % de su peso. Otro síntoma es que sus eses siempre son acuosas por lo que tienen siempre muy húmeda la tierra de su jaula.

Estos síntomas se observan entre el 5 y el 10 % de los gallos en la gallera, pero puede ser que en algunas granjas se presente en el 100 % de las aves adultas, es muy común cuando se alimenta a los gallos de pelea con mezclas de puros granos (sin pellets), o cuando los pellets que se ofrecen no fueron balanceados para aves de corral.

 Las consecuencias dependiendo de la severidad de cada caso son: uso ineficiente de la energía al estar calentando mayor cantidad de agua de la necesaria y después perder ese calor en las deyecciones, mala digestión debido al tránsito rápido en intestino, perdida de nutrientes que salen diluidos en el excedente de agua, propenso a mostrar síntomas de deficiencias de los nutrientes que se pierden, aumento en el consumo de alimento sin el beneficio esperado, manutención de una cantidad de gallos que pudiera ser que pasen toda la temporada como “no aptos para la cuida”, o eliminados ya en la cuida porque no hacen buenas carnes o no rinden en las topas. En casos extremos los gallos llegan a embucharse debido a que se obstruye el intestino con una pelota formada de arena y otros materiales extraños que consumen (no alimenticios), y como el hambre no se les quita y les seguimos dando de comer....... se congestionan y en ocasiones el intestino queda repleto desde la cloaca hasta el buche en cuestión de pocos días, y si no lo atendemos se muere de septicemia, y si él solo se destapa; queda con la mucosa destruida y tan flaco que lo tenemos que dejar para la siguiente temporada. Total que solo estamos manteniendo los gallos gastando dinero y no nos divertimos en la temporada debido a que “de todos no se hace uno”.............................. y peor nos va si se nos ocurre jugarlos.

 La causa primaria es un desbalance de minerales específicamente los relacionados con el metabolismo del calcio como son; fósforo, magnesio, y potasio.

 A) En los casos en que dan de comer puros granos (sin pellets) es común la deficiencia de calcio por exceso de fósforo (los granos tienen más fósforo que calcio, y los animales necesitan más calcio que fósforo), ésta deficiencia los obliga a buscar el calcio, por eso comen tierra, piedritas, pasto, o la mezcla de las paredes el corral (también es común en gallinas durante la postura).

 B) En los casos en que les dan de comer pellet “alimentos balanceados”, es seguro que contienen calcio suficiente, pero; es común que estos alimentos estén elaborados con pasta de soya que es muy rica en potasio (aparentemente en los últimos años ha

aumentado su contenido, debido los fertilizantes NPK que se utilizan), el exceso de potasio causa una deficiencia crónica de magnesio y ésta a su vez causa la remoción constante del calcio óseo siendo eliminado posteriormente en eses, les da un color blanco, y termina por ser deficiente en el organismo provocando el “síndrome de come tierra”.

 C) El agua de bebida también puede ser fuente de un exceso de potasio: en los últimos años (desde que cerró FERTIMEX) los mexicanos hemos estado utilizando en cantidades crecientes año con año cloruro de potasio (compuesto soluble en agua), como fuente de potasio en los fertilizantes. Para nuestra desgracias es muy probable que ésta práctica esté afectando también la salud humana, pues al igual que en los animales; los altos consumos de potasio en agua o alimentos, causa deficiencia de magnesio y ésta a su vez provoca la liberación de grandes cantidades de calcio del hueso, que queda circulando en la sangre. Tenemos razones para pensar que éste fenómeno en cadena; puede estar relacionado con las enfermedades degenerativas que padece la población; diabetes, quistes ováricos, obesidad, calambres musculares, osteoporosis, deficiencia crónica renal, lupus eritematoso, diferentes tipos de cáncer, cálculos biliares, inmunodepresión, etc. Y para terminar de asustarlo, le informo que la Norma Oficial Mexicana (NOM) para agua potable ¡NO CONTEMPLA EL POTASIO!, o sea que no existe ningún control en éste sentido y actualmente en México no sabemos cuánto potasio estamos consumiendo en el agua que tomamos Usted y yo todos los días. Tampoco sabemos el contenido de potasio en los alimentos, resulta que en los cultivos que son fertilizados con mezclas que contienen potasio; los productos cosechados contienen más potasio de lo normal, caña de azúcar, trigo, maíz, tomate, papa, etc., y los que normalmente contienen más potasio son las leguminosas como la soya, las lentejas y los frijoles! Por ésta causa han aumentado los casos de crónica renal en las poblaciones de las zonas con mayor actividad agrícola, sobre todo las cañeras cuyo cultivo demanda más potasio.

 Perdón, volviendo al tema que nos ocupa; las consecuencias secundarias de ésta patología son:

 - El exceso de potasio causa degeneración de la mucosa intestinal pudiendo presentar irritación y ulceras en tracto digestivo, esto concuerda con la opinión de algunas personas:

“Los gallos comen tierra porque les arde el intestino”.

- El potasio estimula el peristaltismo y causa excremento flojo o diarrea.

- La arena que comen los gallos irrita la mucosa intestinal y estimula el peristaltismo.

- El exceso de potasio causa diuresis y sed.

- La obstrucción parcial o total por cuerpos extraños al organismo (piedras); causa un

aumento desmedido en el consumo de agua.

- Debido al desgaste físico que este fenómeno causa; bajan las defensas del organismo,

manifestando inmunodepresión.

- Presencia de coccidias favorecidas por la humedad del suelo.

- Presencia de bacterias oportunistas en el tracto digestivo.

- Presencia de parásitos oportunistas.

 Por ésta razón son paliativos los lavados intestinales y el uso de Sulfas y otros medicamentos.

Para prevenir éste problema necesitamos administrar un poco de magnesio en el alimento o en el agua de bebida, tenga cuidado el exceso puede causar deficiencia de calcio (raquitismo).

 Para evitar éstas complicaciones, es necesario equilibrar la dieta con productos que contengan vitaminas y minerales en cantidades que ayuden a balancear la dieta de forma rápida y segura, si el producto es en polvo como Nutri-Cel CUIDO puede añadir un poco de aceite de cocina para que el polvo se pegue al alimento. La duración de los síntomas dependerá de la cantidad de arena contenida en el tracto digestivo, por lo que se recomienda purgar a las aves más afectadas, o realizar una lavativa (enema) con agua tibia y un poco de jabón detergente.

 Para eliminar éste problema en los gallos de pelea, y muchas enfermedades en humanos, necesitamos incluir el análisis potasio en la NOM e indicar un máximo en agua potable, y revisar científicamente las consecuencias del uso de cloruro de potasio como fertilizante, con miras a restringir al máximo, su uso en fertilizantes.

 

“POR MÉXICO”

blog comments powered by Disqus

Categoría: M.V.Z. Gerardo Villanueva Cuevas